Comida peruana : sopa a la minuta – Receta



¿Quién dijo que las sopas no nutren?  Será porque no ha probado la sopa a la minuta, está caliente sabrosura, deja todos los estómagos satisfechos.


Esta sopa puede servirse como plato de fondo, debido a ser una gran fuente de energías; o en una noche que llegan visitas sin aviso. Debido a que sus ingredientes base son la carne y la leche es muy recomendable comerla una vez por semana y más aún si tenemos niños en casa.
Se acostumbra servir con un trozo de pan frito o tostada, hay quienes prefieren comerla con un arroz. Sus ingredientes accesibles y su preparación, hacen de esta sopa una buena opción para disfrutar en familia o amigos y quién sabe sorprender a esa persona especial. Para saber cómo prepararla entra a receta, si prefieres comerla, haz click aquí.

Recetas

Ingredientes:
½  taza de leche evaporada
100g de fideos cabello de ángel
5 tazas de agua hirviendo
½  cebolla finamente picada
1 diente de ajo molido
2 huevos
1 cucharadita de orégano
2 cucharaditas de ají panca en pasta
3 cucharadas de aceite vegetal
Sal  y pimienta
Preparación:
Calentar el aceite, freír la cebolla, el ajo y el ají panca en pasta por unos minutos. Incorporar la carne picada hasta que quede bien dorada. Agregar 5 tazas de agua hirviendo.
Hervir a fuego moderado con la olla tapada.
Agregar los fideos cabello de ángel y dejar hervir 3 minutos más. Echar luego los huevos, ligeramente batidos, al hilo, moviendo suavemente. Condimentar con sal y pimienta.
Antes de servir, agregar la leche evaporada y el orégano seco, frotándolo con las manos. Dejar reposar unos minutos bien tapado. Corregir el punto de sal.
Tiempo de Preparación: 15 minutos

Más info

Este plato es de origen peruano, y por su fácil elaboración es conocida en muchos países de este lado del mundo como también en Europa.
Se dice que recibe el nombre de “A la Minuta”, pues en los bares y restaurantes de las décadas de los 20, 30 y 40, su preparación era muy rápida. No estaba puesta e las vitrinas, solo era cocido ante el pedido del cliente. Con este término se calmaba la impaciencia del comensal, indicándole que su plato sería preparado “al instante”.
Su consumo proporciona al cuerpo 400 calorías, calcio, importante dosis de vitamina A, además de fósforo y carbohidratos. Altamente recomendable para niños. Exhortamos que en caso se les complique la masticación y deglución de la carne, la opción es reemplazarla con trozos de pollo. Quince minutos de preparación, tiempo que perderá su valor  cuando lo tengamos humeante sobre nuestra mesa.


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *