Comida peruana : Patita con maní – Receta



Uno de los mejores potajes de nuestra comida criolla, de origen afro-peruano, es una delicia ideal para fortalecer huesos y articulaciones. La patita con maní está basada en un ajiaco precolombino, mestizado con carne de cerdo.

Si te dieron ganas de comer una deliciosa patita con maní, no esperes más y anda a El Bolivariano. Allí encontrarás este potaje acompañado con arroz blanco. Luego de haberlo degustado viene bien una copa de vino o de pisco. Por su parte, en Aromas Peruanos tienes una variedad de potajes entre los que destacan, por la preferencia del comensal, la patita con maní y la carapulcra con chancho. Todo eso lo encontrarás como parte del Almuerzo Buffet Criollo. ¡Provecho!

El restaurante Kasamama cuenta con un buffet criollo a domicilio. Su entrada consta de causa rellena de pollo y de plato de fondo patita con maní, arroz con pollo y ají de gallina. Es para chuparse los dedos. De otro lado, La Estrellita del Sur no se queda atrás. Su chef te recomienda probar diversos platillos de guisos: patita con maní, ají de queso y chanfainita. Si gustas de un postre, pide duraznos al almíbar. En tanto, en Morena Mía la patita con maní encabeza el listado de las especialidades criollas de la casa. En directorio te decimos otros lugares dónde hallarlo.

Recetas

Ingredientes:

1 pata de vaca cocida.
3 papas picadas en cuadraditos.
1 taza de maní tostado.
1 cebolla grande picada.
3 cucharadas de ají panca molido.
2 cucharadas de ají amarillo molido.
2 cucharadas de ajo molido.
4 cucharadas de aceite.
Sal, pimienta y comino al gusto.

Preparación:

Calienta el aceite en una olla y fríe la cebolla, el ajo, la sal, la pimienta, el ají panca y amarillo molido hasta que doren. Después incorpora la patita picada y las papas. Cubre con agua y deja que hierva hasta que las papas estén cocidas. Luego echa el maní y una taza de agua. Remueve y deja que cocine unos minutos más y sirve con arroz blanco.

Más info

El maní o inshic, en quechua, era uno de los productos más alimenticios del Perú antiguo. Creció en las regiones tropicales y subtropicales de Sudamérica.
Como todos los alimentos, nuestros antepasados lo consideraron sagrado y fue perennizado en representaciones antropomorfas como la del ‘Tocador de flauta’, de la cultura Mochica, así como los hermosos collares de la tumba del Señor de Sipán, que representan reproducciones de maníes con cáscara, en oro y plata.
El maní se utilizó en numerosas comidas, salsas y mazamorras, así como en bebidas como el ponche o la chicha de maní.

La patita con maní está basada en un ajiaco precolombino, mestizado con carne de cerdo. Esta preparación deviene de un cocido nativo mestizado con el cerdo que llegó en las carabelas. Solo se aconseja pasar las patas del animal por fuego para depilarle piel.

Tiene similitudes, en cuanto a ingredientes del aderezo, con la carapulcra. Sin embargo, la presencia de la patita de vaca o de cerdo contribuye con sus propiedades gelatinosas. Además, gracias a la ausencia de grasas saturadas, aporta energía sin riesgo a aumentar el colesterol.



Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *