Lugares para visitar en Loreto



Loreto es la región más extensa del Perú y está enteramente ocupada por los maravillosos bosques amazónicos, contiene la mayor biodiversidad del planeta y la despensa de oxígeno y agua del planeta. Iquitos, su capital y es como una isla en el mar amazónico. Estamos en el segundo país, con el territorio amazónico más extenso: 956,751 Km2. Los bosques interminables nos ofrecen en Loreto oportunidades de aventura, descubrimiento, descanso y armonía con una naturaleza única en el mundo. Y en Iquitos, la alegría y la cultura de la selva urbana.

Destinos turisticos

Barrio De Belén

En la antigua desembocadura del río Itaya en el Amazonas, se creó este barrio situado al sur de la ciudad de Iquitos, inicialmente habitado por migrantes que vinieron atraídos por el boom del petróleo. En época seca la vida Belén mantiene sus calles de tierra pero con las lluvias estas se inundan.El barrio de Belén se entremezcla con el Mercado de Belén, el más importante de Iquitos, una fiesta para los sentidos. Aquí se ofrece una gran variedad del juane, plato característico de nuestra amazonía.

El Pasaje Paquito es el punto donde se concentra la oferta de medicina tradicional. Plantas, raíces, preparados, licores, macerados y mejunjes secretos para combatir todo tipo de males, del cuerpo y del alma. El mapacho es el cigarro fuerte, puro tabaco seco envuelto en papel, compañero de pescadores, cazadores, motoristas. Su ingreso a la garganta es un desafío. Tiene también su función en rituales de sanación.



Durante la época de lluvias el barrio se inunda y la vida transcurre en canoas, muchas de ellas cubiertas con hojas de palma. Las casas están levantadas sobre palafitos aunque hay algunas de ladrillo. Detente a beber cerveza en algún bar flotante, como lo hacía. Mick Jagger cuando se instaló en Iquitos en los años 70’s, con Claudia Cardinale, para el rodaje de Fitzcarraldo, célebre filme del alemán Werner Herzog.

En Belén abundan las canoas en las que las grandes cocineras del barrio van de casa en casa, o a las diferentes embarcaciones, llevando sus deliciosos preparados, una especie de delivery lleno de sabor y color. Si tú quieres conocer especies de río de aspecto prehistórico, que nunca imaginaste siquiera que existían, en el mercado de Belén descubrirás una gran variedad, que forman parte de la dieta tradicional del iquiteño.
IMPERDIBLES de BARRIO DE BELÉN
PASEO EN CANOA
En época de lluvias, cuando el barrio solo se puede recorrer en canoa, vale detenerse en algún bar flotante y tomarse una cerveza escuchando a todo volumen la cumbia selvática.

Iquitos

En la Plaza de Armas de Iquitos se levanta la Casa de Hierro, vivienda que data de la época del caucho. Está hecha con planchas de fierro y parece que salió por piezas de los talleres belgas de Gustave Eiffel a finales del siglo XIX.

El que fuera Hotel Morey llegó a ser considerado en su momento como el más hermoso y lujoso de la Amazonía. Materiales venidos de Europa permitieron que su atmósfera fuera esplendorosa aunque efímera. Se levantó en 1912.El boom cauchero trajo a Iquitos la modernidad: las calles se adoquinaron, se introdujo el alumbrado eléctrico y se levantaron estas casonas armoniosas y muy bien concebidas para el clima y la estética de la ciudad.El revestimiento de cerámica del tipo azulejo es un elemento clásico de la casa cauchera de Iquitos. Su uso no es solo decorativo sino una respuesta a la intensas lluvias que caen en la amazonía.



Adaptando modelos europeos, las casonas se elevan en dos y hasta tres pisos, muestran galerías de puertas, ventanas y balcones y el infaltable alerón para protección frente a las lluvias.El elaborado azulejo de estirpe portuguesa que se aprecia en la fachada de la casona cauchera, hace un contraste riquísimo con el paisaje selvático de la ciudad, pero sin desencajar, al contrario, armonizando.Todas las casonas caucheras están ubicadas cerca de la Plaza de Armas de la ciudad y forman parte de un conjunto patrimonial; no pueden ser destruidas ni modificadas en sus elementos originales.Un recorrido por las casonas caucheras para apreciar sus similitudes y diferencias, observar y fotografiar sus detalles, descubrir sus elementos arquitectónicos y decorativos e ingresar a alguna, puede tomar una mañana.

En el Malecón Tarapacá, frente al río Itaya, se levanta este monumento ornamental que no es sino un gran marco que delimita como en un óleo paisajista, la misma imagen en la que el objeto se inserta. Realmente creativo.En el mismo Malecón Tarapacá la noche se instala con la magia amazónica urbana, artesanos callejeros, la danza de la mujer boa, teatro al aire libre, venta de sebo de culebra, música que no cesa, la vida misma.En época seca se aprecian las chacras entre el malecón y la banda del río Itaya, que hacia el mercado de Belén habrá de desembocar en el gran Amazonas. La intensa luz del sol crea un paisaje extraordinario, con el verde de la vegetación.La movida iquiteña tiene su lugar en el malecón Tarapacá, en sus alrededores e incluso en ciertos establecimientos flotantes. Se trata de la movida de los bares para sentarse y ver pasar, bebiendo una cerveza o un jugo exótico.Iquitos es una ciudad amazónica que el turista elige visitar y no solo un punto de ingreso a la selva. Hierve de cosmopolitismo y todo ocurre en la calle, debido al delicioso calor que se siente el año entero.

El ómnibus sin ventanas nos lleva por toda la ciudad y nos permite compartir la alegría y vitalidad de los habitantes de la ciudad. Es muy recomendable tomar uno de estos vehículos para ir de visita al mercado de Belén.En Iquitos casi no hay automóviles, la gente se desplaza en sus motos lineales y el servicio de transporte público se basa en la mototaxi, ruidosa y colorida como pocas, elemento símbolo de la ciudad.La Plaza de Armas de Iquitos se agradece por su gran espacio lleno de jardines que refrescan el paseo. Allí están la Iglesia Matriz, la Casa de Fierro, entidades públicas, hoteles y restaurantes.

CASA DE HIERRO

Esta casona mal atribuida a Eiffel, vino por partes desde un taller belga. La encargó un cauchero que se hizo muy rico. Presenta una estructura de dos pisos y balcones en sus fachadas; el techo fue levantado en forma piramidal. Actualmente en su interior funcionan tiendas de suvenires y una cafetería.

EX HOTEL PALACE

Del año 1912, que fuera considerado el más hermoso y lujoso de la Amazonía. Para edificarlo llegaron fierros de Hamburgo, mármoles de Carrara y mosaicos de Sevilla. Cuentan que la monería costó aproximadamente 40 mil libras de oro. En la actualidad funciona también como un hotel. Toque la puerta, si tiene suerte quizá lo dejen curiosear.

Museos

Un lugar obligado en la visita a Iquitos es la Biblioteca Amazónica, situada en el malecón Tarapacá, en lo que fuera una casa cauchera. Se trata de un proyecto emprendido en 1972 por el sacerdote agustino Joaquín García.La Biblioteca Amazónica contiene el archivo más completo del mundo con información sobre la Amazonía, ya sea en libros, fotografías y películas. Muestra objetos para el registro de imágenes en otros tiempos.La biblioteca reúne más de veinte mil libros, que van desde crónicas de la conquista hasta tratados recientes sobre la realidad de la Amazonía. Muchos de los volúmenes son de un valor incalculable.

Entre los libros de mayor interés que están en los estantes de la Biblioteca Amazónica destacan los registros de los viajeros europeos del siglo XIX, que acompañaban sus textos con ilustraciones.El Museo Amazónico exhibe las esculturas originales del artista peruano/sueco Felipe Lettersten, quien modeló sus retratos de indígenas amazónicos sobre los propios cuerpos de los individuos, para lograr el realismo total.El museo, además de las esculturas de Lettersten, exhibe fotografías históricas de Iquitos y otras modernas, sobre flora, fauna y tradiciones comunitarias. También contiene salas etnográficas.

Gastronomía

El popular aguaje (Mauritia flexuosa) es el fruto de una palmera de la familia arecaceae. Su deliciosa pulpa es fuente de vitaminas y proteínas. Se usa desde siempre en la preparación de bebidas (la deliciosa aguajina) y dulces.La preparación costeña del cebiche llega a Iquitos con méritos extraordinarios. La carne pulposa y sólida de la doncella, llena de sabor, combina a la perfección con el jugo de limón, la cebolla, la cancha y el rocoto. La maravillosa chonta proviene del cogollo de diversas especies de palmeras. Su extracción es depredadora pero en la actualidad se están estudiando formas de tomarla sin necesidad de talar el árbol.

El camu camu (Myrciaria dubia) es un arbusto nativo de nuestra Amazonía. Especie silvestre, crece en los suelos inundados por las lluvias. Es rico en vitamina C y el jugo que da es incomparablemente refrescante.Esta preparación consiste en envolver el pescado en hojas de bijao y poner el paquete directamente sobre la parrilla o los carbones. El resultado es un compuesto de sabor y aroma exquisito, que se acompaña con plátanos asados.

Una síntesis perfecta: pescado de río cubierto con una salsa que suele llevar cocona, con guarnición de tacacho, plátanos y ensalada de chonta. Acompañe con jugo de camu camu o de maracuyá, sin endulzar.En las palmeras del aguaje se cría un gusano llamado suri de rico sabor y gran poder alimenticio. Es de color predominantemente amarillo y se le consume frito o guisado. Su sabor es enteramente vegetal.

 



Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *