Un dulce viaje al Perú



No se extrañen si al viajar a Perú la gente les recomiende el lomo saltado, el ceviche, el ají de gallina y miles de platillos típicos y muy sabrosos, pero me he dado cuenta que nadie ve a simple vista lo dulce que es este país.

picarones-peru

Postres peruanos

Yo me daré el lujo de recomendarles de manera muy especial mis postres peruanos favoritos. En primer lugar, y sin ninguna duda dejo al Suspiro de Limeña, o como lo conocía yo, el suspiro limeño. Este es un postre que me encanta por varias razones, me gusta el merengue y esa crema dulce es un placer de los dioses.

Básicamente el suspiro de limeña se prepara de manera simple pero con dedicación. Debemos cocinar dos tarros de leche condensada y dos de leche evaporada en una olla, revolviendo constantemente hasta lograr un tono café claro, esta mezcla la juntamos poco a poco con 4 yemas y llevamos al fuego nuevamente por unos minutos para que actúe la lecitina de las yemas y la preparación se apriete, cuando esté frío tendrá una agradable textura. Luego elaboramos un merengue italiano con las claras, la diferencia es que el almíbar lo haremos con oporto. Ese es el otro truco que hace especial este postre. Al final se vierte la mezcla de leches en copas y se manguea el merengue en su superficie, por último espolvoreamos canela. Es riquísimo y sencillo.

Otro platillo dulce que me gusta mucho son los picarones, en Chile son distintos, así que les recomiendo el picarón peruano, porque siempre se acompaña de salsas muy ricas. Este postre se elabora con zapallo y camote cocido, además se le agrega anís estrellado y canela en la cocción, lo que le da un sabor muy especial, también lleva levadura, esto hace que sea una masa muy liviana y que luego cuando lo fríes quedan súper aireados y absorben toda esa rica miel de chancaca con la que se bañan.

También voy a recomendarles una bebida clásica que es única en su tipo, me refiero a la chicha morada. Esta bebida se elabora cociendo maíz morado, piña, membrillo, manzana y azúcar, todo aromatizado con clavos de olor, canela y jugo de limón. La gran cantidad de pectina y el nivel de acidez logran que la chicha morada tenga una densidad muy especial. Esta bebida bien helada es un refresco ideal en días de calor y su sabor no se parece a nada que haya bebido antes.

Estos serían mis grandes favoritos, pero también están la crema volteada, el tocino del cielo, los alfajores peruanos, arroz con leche y el turrón de Doña Pepa. El tema es que hay un mundo por descubrir, y si no pueden viajar a comer estas delicias a Perú mismo, no tengo dudas de que se podrán aventurar a prepararlos, o algún amigo peruano nos podrá dar la receta sin reparos, ya que una de las cosas que caracterizan a este pueblo es el cariño y orgullo por dar a conocer su cocina y cultura.



Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *