Visita la Catarata de Carpishuyacu en Tarapoto



Comparte...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Tarapoto es una ciudad peruana que posee un gran encanto, por eso muchas personas van para allá con el fin de conocer sus atractivos, siendo uno de ellos la Catarata de Carpishuyacu; un lugar muy conocido gracias a la belleza que posee y a la gran altura de su caída.

Así que si eres amante de la naturaleza y estás planeando tu próximo viaje, este destino debería estar entre tus opciones, ya que tiene todo lo necesario para hacer de tus vacaciones las mejores. Es por ello que en esta oportunidad hablaremos un poco más sobre este lugar, para que te animes a conocerlo y sepas todo lo que puedes hacer en él.

Catarata de Carpishuyacu

Perú es un país que cuenta con muchos sitios hermosos para visitar, y uno de ellos es sin duda alguna la Catarata de Carpishuyacu; un lugar mágico que enamora a todo aquel que lo visite, ya que la belleza que tiene es inigualable.



Además, es un sitio tranquilo y perfecto para disfrutar de la naturaleza, así que las personas que aman pasar un tiempo en contacto con lo natural, este destino les encantará.

Este lugar se compone de dos caídas de agua que bajan hasta una zona en donde la corriente se estanca y forma una especie de piscina natural de un color verde intenso. El pozo, en su parte más honda, tiene una profundidad de aproximadamente seis metros, por lo que se recomienda que las personas sepan nadar para poder meterse en él.

¿Qué hacer?

En la Catarata de Carpishuyacu hay muchas cosas que hacer y disfrutar, una de ellas es justamente la piscina natural que se forma cuando caen las caídas de agua; sin duda es un escenario muy exótico y hermoso.



Antes de llegar a la Catarata, hay varios baños termales que se encuentran al aire libre justo al lado de un riachuelo; esto proporciona una experiencia inolvidable, ya que poder bañarse estando rodeado de sonidos selváticos es algo único.

Además, el camino que se tiene que recorrer para llegar a la catarata es sumamente aventurero, así que las personas que le gusta lo arriesgado les encantarán. El recorrido dura 45 minutos aproximadamente, pero está lleno de desniveles y escaleras, por lo que hay que tener cuidado; también hay un pequeño rio que hay que cruzar en una balsa, lo cual proporciona una experiencia aún más única.

Sin duda alguna la Catarata de Carpishuyacu es un lugar ideal para pasar un día de total relajación, ya que es tranquilo y, lo mejor de todo, es que se puede estar en contacto con la naturaleza; la verdad es que es un destino imperdible para aquellas personas que les gusta la aventura y disfrutar de hermosos paisajes.

Así que si estas planeando tu próximo viaje no debes pasar por alto este lugar, ya que tiene todo lo necesario para hacer que las personas pasen un día increíble. Allí se podrán apreciar muchos escenarios naturales, y disfrutar de caídas de aguas y baños termales; sin duda una experiencia inigualable.



Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *