Viaje gastronomico en Peru



En el momento en el que pisas esta hermosa tierra, tus papilas comienzan un viaje en el que cada experiencia es un hallazgo.

Su gastronomía varía de acuerdo a la región del país:

  • La cocina costera, compuesta principalmente por pescados y mariscos.
  • La cocina de la sierra, una propuesta más calórica, con carnes grasas, maíz, tubérculos y cocciones bajo tierra.
  • Y la cocina de la selva, una opción exótica, sustanciosa, condimentada y silvestre.

Sin duda, como turista, una de las mejores opciones que existen para poder probar esta suculenta variedad, es la feria gastronómica Mistura.

Se realiza cada año durante 10 días del mes de septiembre en la ciudad de Lima.

Como lo indica su nombre, la feria es una mezcla de regiones, sabores, culturas e incluso, condiciones sociales.

Lo que más me llamó la atención de este espacio, es que en el conjugan a la perfección propuestas populares como las carretillas, los huariques (lugares donde se esconde la buena comida) y los restaurantes gourmet del país, abriendo de esta manera la posibilidad de degustar y probar los diferentes platos típicos –o los menús más audaces- a un precio que está al alcance de todos.

Con solo caminar unos pasos, puedes cambiar el gusto de un Chupe de camarón, por el de unos anticuchos. La dulzura de un suspiro limeño por la de unos picarones. Los aromas de un té de coca por la frescura de una cremolada.

En pocas palabras, puedes recorrer todos los sabores del Perú en un solo lugar y sin gastar demasiado.

Si prefieres los espacios más tranquilos y la comodidad de una buena mesa, Lima ofrece una amplia variedad de restaurantes a manteles en los que no pasa desapercibida esa búsqueda constante por resaltar los ingredientes tradicionales, reinterpretar la cocina tradicional y ese orgullo que sienten por su cocina.

Esto es tal vez lo más lindo que uno puede encontrar en este viaje, ese sentimiento de admiración profunda que sienten los peruanos por los frutos de su tierra, sus preparaciones y sus orígenes.

Su incansable recursividad además de ser la responsable de sus exquisitos platos criollos, es también el motor de dos originales corrientes gastronómicas:

La cocina Chifa y la cocina Nikei.

La primera es la adaptación de la cocina china adaptada al paladar Inca. Utilizan ingredientes de la región y técnicas de cocción orientales. Uno de sus platos más representativos es el Arroz Chaufa.

La cocina Nikkei, por otro lado, es la fusión de la cocina peruana y la cocina japonesa, producto de los movimientos migratorios del país y gracias a estos es que hoy podemos probar delicias tan conocidas como el Cebiche o el Tiradito peruano. Aunque las dos son de origen asiático, son muy diferentes en sabor y presentación.

Si tu también quieres sacar a pasear tu paladar, PERÚ es tu destino.

Te aseguro que sus más de 2.500 variedades de papa nativa, sus candentes Piscos, sus novedosas Pachamancas, sus estéticas Causas, sus ajíes únicos y sus exóticas frutas, no te defraudarán.

 



Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *