Viaja y conoce La Huaca Pucllana



La Huaca Pucllana es el recinto arqueológico que ha logrado mimetizarse con la modernidad de la ciudad, pues alberga en su terreno a un exclusivo restaurante y un museo de sitio.

huaca-pucllana-turismo

Aquí se realizan demostraciones del proceso de elaboración de objetos que hoy constituyen la artesanía o arte popular, entre estos: la bisutería, cestería, tejido en lana de alpaca, de oveja y fibra vegetal, burilado en mates así como la exposición y degustación de productos alimenticios nativos.



Asimismo, se realizan talleres de arqueología para niños, para que ellos aprendan la importancia de la conservación y protección del patrimonio. Aunque los adultos, también pueden pasar “Un día como arqueólogo”, que es el taller que brinda la posibilidad de participar de las excavaciones arqueológicas en Pucllana bajo la dirección de los responsables del proyecto. Si deseas más información ingresa aquí.

Rutas

La Huaca Pucllana y el Museo se encuentran ubicados en la avenida General Borgoño cuadra 8 s/n en el distrito de Miraflores. A la altura de las cuadras 5 y 6 de la avenida Angamos Oeste.

Más info

Tarifa de ingreso:
Adultos: S/ 7.00
Estudiantes, universitarios y profesores: S/ 3.00
Escolares, niños y adulto mayor: S/ 1.00
Horario de atención:
De miércoles a lunes de 9:00 a.m. a 5:00 p.m.
La Huaca Pucllana fue uno de los centros ceremoniales más importantes de la Cultura Lima, la misma que se desarrolló entre los años 200 y 700 d. C. en el escenario geográfico comprendido por los valles de Chancay, Chillón, Rímac, y Lurín, con ocupación e influencia en las partes medias y altas de estos respectivamente.

Son testimonio de esta cultura los sitios arqueológicos de Cerro Trinidad en Chancay, Copacabana en el Chillón, Maranga, Vista Alegre, Huaca Trujillo, parte de Cajamarquilla en el Rímac, entre otras, que se caracterizaban por los ‘adobitos’, que son adobes de pequeñas proporciones.

Desde estos lugares, se organizaba a la sociedad dirigiendo la producción y el intercambio de ganancias, así como la realización de ceremonias religiosas. Estas actividades eran presididas por los sacerdotes, quienes ejercían autoridad cívico-religiosa.





Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *