Viaja y conoce la Fortaleza de Paramonga



Al norte de Lima se encuentra uno de los últimos lugares en pie de la cultura Chimú en la costa: La fortaleza de Paramonga, una construcción de adobe de tres niveles.

fortaleza-de-paramonga

Se encuentra en el Km 48 de la carretera Panamericana Norte en la provincia de Barranca, a solo dos horas de Lima. Construída por los Chimú entre los años 1100 y 1300. Fue culminada en su tercer nivel por los Incas, tras tomar posesión del lugar al vencerlos en una guerra.



Desde el cielo, la fortaleza de Paramonga tiene la forma de un camélido, por lo cual los arqueólogos sugieren un trabajo minucioso al momento de su construcción. Puedes visitar el cerro la Horca, el cual sirvió a nuestros antepasados como observatorio astronómico-religioso. En más info encontrarás lugares cercanos a visitar.

Rutas

Para llegar a Paramonga se debe seguir la ruta de la Panamericana Norte, el tiempo promedio de viaje es de tres horas desde Lima a través de un camino completamente asfaltado. Luego, se abordará autos con dirección a la fortaleza, prolongándose el viaje 20 minutos más.

Más info

En Paramonga, muy cerca de la Fortaleza, se puede visitar ‘El Parque Recreacional de Lampay’ , también conocido como El Bosque por ser una reserva natural de especies animales y vegetales, entre las que se pueden contar: eucaliptos, casuarinas y demás. En cuanto a la diversidad de la fauna, existen especies pequeñas como el turtupillín, picaflor y otras aves.

Asimismo, para los más pequeños, a quienes les gusta el misterio, la visita puede llevarlos hasta La casa de las Brujas, una propiedad construida en los años 20, hecha básicamente de quincha y madera aunque con un estilo peculiar. La municipalidad de Paramonga piensa convertirla en museo. Por ahora, está al cuidado de los pobladores, siendo el ingreso totalmente gratuito.



Si de comer se trata, Paramonga posee una rica oferta de potajes, tales como: el tacu-tacu relleno de mariscos, el meneao de pavo y, el cebiche de pato. Mientras, en postres: los alfajores con manjarblanco y las chancaquitas. Es conclusión, este viaje tiene de todo: diversión, aprendizaje y placer.

Guardar

Guardar



Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *