Viaja y conoce el Misti y el Chachani : los guardianes arequipeños



La bella Arequipa se ubica a los pies del Misti y muy cerca del Chachani. Hoy ambos volcanes están entre los encantos naturales más destacados de esa zona del país.
nevado-misti-turismo
El Misti está en el valle del Chili y su cono perfecto alcanza los 5822 msnm. Al ser fácilmente visto desde la ‘Ciudad blanca’ se ha convertido en su símbolo. Aunque muchos lo consideran un volcán dormido, en realidad se encuentra activo y cada cierto tiempo se aprecian fumarolas. Pese a su altitud, la nieve es escasa en su cima debido a la sequedad de esa región.
En tanto, el Chachani (‘Valeroso’ en aymara) llega a los 6075 msnm y su ascenso es calificado de sencillo en comparación con los nevados de la Cordillera Blanca. Está inactivo y presenta pequeños barrancos. Subir a cualquiera de los volcanes mencionados es una gran oportunidad para practicar escalada y trekking. Por si fuera poco, la vista de la campiña characata es impresionante desde las cumbres. Halla mayores detalles en más info.

Rutas

Para visitar el Misti o el Chachani es necesario arribar a Arequipa. Desde Lima, el viaje en avión dura menos de una hora, mientras que en autobús se llega en 14 horas.
El Misti está 20 Km. al noreste de Arequipa. En bus se arriba hasta sus faldas en poco más de una hora. En tanto el Chachani se ubica 55 Km. al norte de Arequipa y por tierra se llega en dos horas. El ascenso al primero se efectúa en dos días; al segundo, entre dos y tres días.

Más info

Los volcanes Misti y Chachani se encuentran dentro de la Reserva Nacional de Salinas y Aguada Blanca, en el departamento de Arequipa.
Durante la Colonia, la mayoría de casas arequipeñas fueron construidas con sillar, una piedra blanca creada con lava solidificada del Misti. Estudios geológicos revelan que hubo cinco erupciones mínimas del volcán en el siglo XX y una grande en el XV.
Sobre este suceso se sabe que el inca Túpac Yupanqui hizo muchas rogativas al Misti a fin de aplacar su ira sin conseguirlo. La erupción arrasó la Arequipa prehispánica. Los sobrevivientes pidieron al soberano quedarse para repoblarla. Se cree que ‘Juanita’, la momia de una niña hallada en la cercana montaña de Ampato, fue una ofrenda para evitar futuras catástrofes.
Si bien la última actividad significativa del Misti se dio en 1870, hoy los expertos lo consideran un ‘gran peligro’, pues en caso se produzca una explosión, la lava, gases y cenizas llegarían rápidamente a Arequipa.
El Chachani tiene cuatro cumbres. La principal o noroeste llega hasta los 6075 msnm; la norte o Pico de los Ángeles, a los 5852 msnm; la suroeste o Monte Trigo; a los 5820 msnm; y la oeste u Horqueta, a los 5484 msnm.
Casi todas las agencias de turismo arequipeñas organizan excursiones hacia el Misti y el Chachani. Ambas subidas toman más de un día. El viajero, además de disfrutar del bello paisaje andino, oirá de boca de los guías las historias acerca de los rituales y sacrificios que los incas hacían en estos lugares para rendir culto a los apus.
Es posible realizar los ascensos todo el año, pero entre enero y marzo aumenta la frecuencia de precipitaciones, nieve, niebla y ventisca. El clima en las cimas puede descender hasta los 0ºC.


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *