Turismo de lujo en el Perú: qué debes hacer y a dónde debes ir



El centro del gran imperio inca y de las operaciones para la conquista española ya no se comercializa como un destino de bajo presupuesto para mochileros, cuya única actividad más importante es visitar Machu Pichu. Ahora se puede hablar de viajes de lujo por el Perú. Esto se debe al resurgimiento de ciudades, nuevos caminos, y varios pequeños y bien diseñados hoteles, haciendo al Perú  más atractivo para todo tipo de viajeros. Por ejemplo, la ciudad de Lima va en aumento a la par de la economía peruana. El ceviche, plato popular en todo el mundo, ha puesto en el mapa la variada y rica gastronomía de la ciudad. A esto, podemos añadir que reconocidos chefs limeños, como Gastón Acurio, dirigen restaurantes de clase mundial en Lima. En la actualidad, también se ofrecen clases de cocina a los visitantes y visitas habituales a museos locales, además de la visita a las impresionantes y antiguas (1.800 años de antigüedad) ruinas de la Huaca Pucllana.

Las visitas guiadas a pie por el Centro Histórico de Lima, así como los tours en bicicleta ayudan a que los curiosos turistas puedan explorar las diversas calles congestionadas del Cercado de Lima, así como los encantadores restaurantes y bares de hotel olvidados. Como el Grand Hotel Maury, donde, según la leyenda, el pisco sour fue inventado.

El distrito de Miraflores continua siendo popular entre los turistas que visitan la ciudad por una noche. Mientras que el distrito de Barranco es dirigido para aquellos que quieren quedarse unos días más, con nuevos hospedajes como el Hotel B, considerado un refugio cerca al mar cuando se inauguró por primera vez en la belle époque de 1920.

Al rededor de Cuzco y Machu Pichu, el flujo de pasajeros de tren y excursionistas fluye inexorablemente. En la actualidad, podemos acceder a distintos hospedajes (Lodges) a lo largo del valle del río Urubamba (también conocido como Valle Sagrado). Esto se debe gracias a las propiedades tales como el hotel spa Rio Sagrado de 21 habitaciones y el hotel Hacienda Urubamba, que forma parte del grupo Inkaterra.

Hay una constante búsqueda de nuevos nichos, con agencias de turismo de luxe que ofrecen viajes por los Caminos Inca con almuerzos gourmet, duchas calientes y masajes durante el viaje; bodas andinas oficiadas por un chamán en la Reserva de Llaullipata cerca a Cuzco; clases de cerámica y chocolate; viajes de agua dulce y pesca en alta mar y excursiones de ayahuasca.

Cordillera Blanca

Aparte del Valle Sagrado, la oficina de turismo del Perú ha tratado de promover paseos más extensos a otros sitios incaicos, como Choquequirao. Además, promueve otras alternativas, como conocer viñedos en Ica y cordilleras como la Cordillera Blanca.

Con el fin de mejorar el turismo de lujo en el Perú, se ha desarrollado un plan para construir una serie de teleféricos en distintos atractivos turísticos, uno de ellos es en Choquequirao; en vez de caminar cuatro o cinco días para ver esta ciudadela remota, los visitantes podrán utilizar el teleférico y pasear por tres millas a través del valle del Apurimac.

El Perú cuenta con no menos de tres regiones Amazónicas. Entre ellas tenemos los parques fluviales nacionales y las reservas alrededor de Iquitos; el circuito de Chachapoyas-Gocta-Kuelap, con sus museos de momias, ruinas y elevadas cataratas; y la reserva de Tambopata, donde los viajes a bote son muy populares. En este último, el transporte aéreo hacia Cuzco y Lima es muy bueno; y en esta región cada vez más se abren nuevos alojamientos, entre ellos el Amazon Villas que pertenece a Rainforest Expeditions, caridad que trabaja por la preservación de las selvas tropicales.



Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *