San Juan de Pillo : belleza y comodidad



Para apreciar la belleza del paisaje andino en total comodidad, una buena alternativa es visitar la casa-hacienda San Juan de Pillo, ubicada en Huancavelica.
san-juan-de-pillo
Este lugar, famoso por ser escenario del nacimiento del manjar blanco y otros derivados lácteos, así como por la crianza de estupendos ejemplares vacunos adaptados a las condiciones de los Andes, está situado en un valle de la sierra central, a 3250 msnm. Es perfecto para el contacto con la naturaleza al realizar cabalgatas y pasear en los alrededores.
Pero toda la hermosura circundante se complementa con la moderna infraestructura de la casa-hacienda. Tiene habitaciones para alojar entre tres y ocho personas, un restaurante donde se sirven deliciosas comidas típicas como la crema de zapallo o la sopa de habas, además de un bar, cuatro salones de estar, una zona de pachamanca y un estacionamiento en el que se puede albergar hasta veinte autos.

Rutas

De Lima hay que ir por la Carretera Central hasta llegar a Huancayo. De allí tomar la ruta hacia Pampas – Tayacaja. El recorrido desde la capital de 398 Km., los cuales se pueden hacer en 7 horas. El trayecto está casi asfaltado en su totalidad. Solo los últimos kilómetros son afirmados, aunque están en perfecto estado.

Más info

La casa-hacienda San Juan de Pillo está en el distrito de Acraquia, provincia de Tayacaja, Huancavelica. La mejor época para ir es de mayo a noviembre. La temperatura promedio es de 20ºC en el día y 8ºC por las noches. No obstante, entre mayo y setiembre puede bajar hasta -4ºC, con pocas lluvias. Pampas es el pueblo más cercano.
En 1937 fue adquirida por la señora Elvira Santa María, viuda de Bazo Velarde, y fue su hijo Napoleón quien le dio impulso y fama. En cuarenta años obtuvo catorce veces el premio ‘Presidente de la República’, concurso nacional ganadero al que acudían ejemplares de diferentes criadores establecidos en todo el país.
Los vacunos de raza Brown Swiss logrados en San Juan de Pillo eran vendidos con la garantía de fertilidad y aclimatación a la altura, gracias a un continuo y paciente trabajo de selección y genética, difícilmente igualado por otros criadores.
Actualmente, este lugar es perfecto para practicar deportes de aventura como el trekking o el ciclismo de montaña. También es posible hacer fogatas y visitar el establo del centro de producción lácteo. Se puede comprar manjar blanco, leche, crema de leche, mantequilla, ‘fudge’ y queso de la marca Bazo Velarde.



Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *