Reserva Nacional de Tumbes



En el norte de nuestro país se ubica la Reserva Nacional de Tumbes, un refugio para la vida silvestre e importante centro de biodiversidad.

Forma parte de la Reserva de Biósfera del Noroeste, junto con el Parque Nacional Cerros de Amotape y el Coto de Caza El Angolo. El lugar presenta una formación boscosa, algo atípico en la costa. En el área se observan dos zonas ecológicas: un bosque seco y otro húmedo, cada uno con diversos paisajes que le dan características especiales al lugar.

En cuanto a la flora destaca el ceibo (especie endémica), algarrobo, palo santo, el angolo y guayacán, que están amenazadas por la tala intensiva. En cuanto a fauna, es hogar del mono aullador, el cocodrilo americano, la perdiz, el loro de alas bronceadas, la chachalaca, el venado gris, la ardilla nuca blanca y la nutria del noroeste. En su interior el turista puede dar caminatas, observar de aves y descansar a las orillas del río Tumbes, en el que también es factible realizar canotaje. Si ya te animaste a conocer este rincón de nuestro país, te dejamos la ruta.

Rutas

Se puede acceder vía terrestre de Lima a Tumbes a través de la Panamericana Norte. Los 1270 km que las separan se recorren en aproximadamente 18 horas en bus. Otra opción es arribar por avión en hora y media en promedio. Luego se debe iniciar el trayecto hacia la Zona Reservada de Tumbes, hoy Reserva Nacional. Son 51 km que se recorren en tres horas en auto.

Más info

En 1957 se creó el Bosque Nacional de Tumbes, lo cual significó el inicio de la conservación de las especies madereras de la zona. Para 1970 se estableció la prohibición, por tiempo indefinido, de la tala. Entonces muchas empresas se trasladaron a la selva.

En 1994, mediante Resolución Ministerial N° 0594-94-AG, se creó la Zona Reservada de Tumbes, y en el 2006 se modificó y estableció la actual Reserva Nacional de Tumbes. Su objetivo es proteger una muestra representativa del bosque tropical del Pacífico, especialmente las especies de flora y fauna en vías de extinción.

El lugar cuenta con clima tropical de 35°C en febrero y 15°C en julio y agosto. La humedad relativa es de 80%. El ingreso se debe coordinar con la Jefatura del Área, ubicada en Bartolomé Zeta 127, Urb. José Lishner Tudela, Tumbes o comunicarte al teléfono: (072) 52-6489.

Puedes aprovechar tu estadía para visitar otros atractivos cercanos como el Santuario Nacional de los Manglares de Tumbes, el Parque Nacional Cerros de Amotape, la localidad de Zarumilla, los restos arqueológicos de Cabeza de Vaca, así como los balnearios de Punta Sal y Zorritos.



Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *