Lugares para visitar en Chilca



Tres lagunas de barro medicinales y una rica gastronomía congregan a las personas en Chilca, localidad ubicada a hora y media de Lima.

chilca-lagunas

Las fuentes, llamadas La Milagrosa, La Mellicera y La Encantada, se localizan en el balneario de Las Salinas. Estas le han otorgado a Chilca una tradicional y saludable fama, pues se les atribuyen propiedades curativas para tratar males dermatológicos, óseos, reumatismo e hipertensión arterial. Incluso algunos creen que eliminan la infertilidad.



Chilca también es popular debido a su comida, integrada por carapulcra y platos a base de pescados y mariscos. Asimismo, son típicos los vinos de higo y los helados de lúcuma. En ese sentido, cada segunda semana de febrero se celebra ‘La semana del higo’. Otros atractivos son la Iglesia Principal y la Plaza de Armas, así como la Playa Yaya, la cual está a 2 Km. de Las Salinas. Mira cómo ir en rutas.

Rutas

Para llegar a Chilca se debe abordar un bus que se dirija hacia Mala a través de la Panamericana Sur y bajar a la altura del Km. 65 de la mencionada vía. El periplo dura hora y media.

Más info

Chilca se ubica a 65 Km. de la capital, en la Provincia de Cañete, departamento de Lima. Su clima es seco, con altas temperaturas casi todo el año. Su Iglesia fue declarada Monumento Histórico Nacional y se halla en proceso de refacción.



Desde el centro de la ciudad parten mototaxis hacia las lagunas. Las fuentes permanecen abiertas al público de 7 am a 5 pm de lunes a viernes. Los sábados y domingos cierran una hora después. El ingreso a las fuentes es de S/1 para adultos y S/0.50 para niños. El uso de los servicios higiénicos, duchas y vestuarios tiene un costo adicional.

La presencia humana en Chilca data del neolítico, hace siete mil años. La evidencia de restos la describe el Padre Pedro Villar Córdova en su obra Arqueología del departamento de Lima (1921). Allí se señala: “Los restos arqueológicos más importantes del valle de Chilca, son sus ‘Necrópolis’ o ‘Basurales’ de grueso conchal, con restos alimenticios, cerámica, tejidos, instrumentos de pesca, redes, arpones de hueso, de una cultura muy primitiva”.

En esa localidad se inició la investigación del fenómeno ovni en nuestro país. El 7 de febrero de 1974, Sixto Paz, reconocido ufólogo nacional, llevó a periodistas de varias partes del mundo a Chilca. Durante la noche los hombres de prensa vieron brillantes luces de colores sobre el desierto.

A partir de ese momento, muchas otras veces el experto en ovnis ha trasladado gran número de personas a observar los extraños objetos en el cielo chilcano. Historias similares son frecuentes entre los pobladores.



Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *