Conociendo la reserva de Bahuaja Sonene



Uno de los lugares con mayor diversidad en todo el planeta está en el Perú: el Parque Nacional Bahuaja Sonene. Descubre la aventura en una tierra que todavía no ha sido invadida por el hombre.

Cómo llegar

Al Parque Nacional Bahuaja Sonene se puede llegar desde Puerto Maldonado, Cusco o Puno. Desde la capital de Madre de Dios, hay una carretera directa hacia el área protegida. Partiendo de Juliaca, en Puno, se puede llegar a la zona sur del Parque, a través de una vía que pasa por San Gabán hasta el río Inambari.

Los más aventureros pueden elegir el acceso fluvial a través de los ríos Madre de Dios y Tambopata, una experiencia como pocas.

Dónde dormir

Para hospedarse, recomendamos los albergues dentro de la zona de amortiguamiento o los que están en la misma reserva. Siempre teniendo en cuenta usar servicios con autorización, así ayudarás a la conservación de éstas áreas.

El Parque

Una de las imágenes más llamativas del parque la componen las inmensas bandadas de guacamayos y loros que se agolpan en las collpas o bancos de arcilla para obtener alimentos y nutrientes.

Además de las numerosas especies de guacamayos, una de las aves más curiosas del Parque Nacional, es la espátula rosada, cuyo pico alargado y plumaje rosado son muy llamativos.

El parque es un gran lugar para sorprenderse con nuestra diversidad. Un estudio reveló que en sólo 550 hectáreas se encontraron 91 especies de mamíferos, 570 de aves, 127 de reptiles y anfibios, 94 de peces.

El área contenida en este parque nacional de 1 091 416 hectáreas es el territorio histórico de las etnias Ese’eja, de  la familia lingüística Tacana. Actualmente este pueblo vive en áreas de propiedad comunal de Infierno, Palma Real y Sonene, ubicadas en el límite del parque. Asimismo, éstas comunidades conviven con los Pukirieri, de la familia Harakmbut, quienes viven en la comunidad de Kotsimba.

Qué hacer

El Parque Nacional Bahuaja Sonene cuenta con senderos y recorridos distintos para que los viajeros elijan. Los más distantes te llevan a las collpas, pero existen otros más cortos. Durante los paseos podrás observar cientos de especies de aves, así como mamíferos y plantas oriundas de la región.

Y si te gusta sentir la adrenalina, en el río Tambopata puedes practicar el rafting o canotaje, entre los meses de junio y septiembre.

Sigue con nosotros en este recorrido por los parques y reservas nacionales del Perú. ¡Hasta la próxima!



Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *