Comida peruana : Las irresistibles mollejitas – Receta



Las mollejas son fáciles de elaborar y muy sabrosas al momento de degustar. Además admiten diferentes preparados, con lo cual los gustos pueden ser muy variados.

Las mollejas son ideales para ocasiones festivas, debido a que ofrecen la posibilidad de ser pinchadas y degustadas sin necesidad de tener que sentarse a la mesa. También puedes disfrutarlas en muchos establecimientos como Pardos. Allí sirven mollejas a la parrilla, acompañada de una clásica ensalada.

En Las Canastas te dan la opción de escoger mollejitas de res o pollo. En Roky’s las sirven con papas fritas. Mis Costillitas cuenta en su carta con mollejitas al carbón. Puedes acompañar este plato con limonada frozen.  También es posible encontrar esta delicia en: Hikari, Mi Tradición, Rincón Gaucho, La Tranquera, entre otros. Te dejamos la receta.

Recetas

Mollejas salteadas

Ingredientes:

1 kilo de mollejas de pollo
2 cebollas
2 cucharadas de harina
2 limones
2 cucharadas de mantequilla
1 cucharada de aceite
½ cucharadita de albahaca  picada
½ cucharadita de orégano molido
½ taza de vino tinto
Pimienta y sal

Preparación:

Hierve las mollejas por 40 minutos. Córtalas en pequeños trozos y báñalas con el jugo de los 2 limones. Déjalas un rato para que se impregnen bien en ellas, luego escúrrelas y espolvoréalas con harina.

En una sartén coloca la mantequilla y el aceite. Añade las mollejitas junto con las cebollas picadas, la albahaca, orégano, sal y pimienta. Fríe por unos minutos. Finalmente agrega el vino y sigue cocinando por 5 minutos. Sirve acompañado de alguna ensalada.

Más info

Las mollejas se encuentran en el esófago de los animales. Las de pollo son consideradas vísceras y tienen un precio muy bajo a pesar de ser un plato realmente sabroso.

Poseen sabor a carne con un ligero fondo a víscera y una vez cocinadas su textura queda ligeramente dura recordando a los cartílagos, aunque mucho más fácil de masticar.

Las mollejas pueden cocinarse asadas o cocidas a modo de guiso, rebozadas y fritas, según la costumbre de cada lugar. En el norte de España suelen servirse en forma de guisado sobre una cazuela de barro. Por lo general su precio es elevado y no puede faltar en un buen asado. En Uruguay y Argentina también tiene alto valor dinerario.



Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *