5 lugares de Lima poco visitados pero muy interesantes



El Perú es conocido mundialmente por sus atractivos turísticos como Machu Picchu, Chan Chan o las Líneas de Nazca, así como otros lugares. Sin embargo, la ciudad de Lima y sus alrededores también tienen muchas ofertas turísticas para ofrecer a los turistas que muchas veces se contentan con un citytour, y desconocen la variedad de destinos turísticos que Lima tiene para ofrecerles.

Hay para todos los gustos. Desde sitios arqueológicos para los amantes de la historia, los que gustan acampar, realizar caminatas y entrar en contacto con la naturaleza. No te confundas, que sean poco visitados no significa que no sean interesantes. Al contrario, aprovecha y disfruta de todo el lugar para ti solito.

A continuación te presentamos cinco lugares que puedes visitar en tu próximo viaje al Perú y sobre todo sin alejarte mucho de la capital.



Rupac, el Machu Picchu de Lima

Rupac es un complejo arqueológico ubicado en la sierra de Huaral y es llamado así por su localización en lo alto de un pico de más de 3400 msnm, así como por sus construcciones en piedra que se asemejan a la ciudadela inca en el Cusco.

Este lugar es ideal para los amantes de la naturaleza y el trekking, pues los paisajes que se pueden apreciar son simplemente espectaculares y con suerte ver el vuelo de uno o varios cóndores en el valle. El lugar tiene zona de camping desde donde podrás ver la inmensidad del firmamento durante la noche, y al despertar ser testigo un hermoso manto de nube bajo tus pies.



Para llegar este lugar es aconsejable un fin de semana, pues el ascenso es de dificultad moderada, pero tengan por seguro que el esfuerzo vale la pena.

Lomas de Lachay, un refugio de vida silvestre

Es una reserva natural ubicada en Huaura, capital de Huacho, muy cerca de Lima. Su atractivo radica en que es un paisaje montañoso que debido la neblina marina impulsada por los vientos ha dado paso al crecimiento de vegetación, dando refugio a diversos animales como lagartijas, insectos y zorros costeños, así como flores y hierbas en una extensión de terreno de 5.070 hectáreas

Este lugar es ideal para practicar trekking y lo mejor es que los senderos son de fácil acceso, tanto para adultos como para niños. En el lugar existe una zona para acampar y hacer parrilla.

Para llegar a Lomas de Lachay se puede contratar algún tour por medio día y no son muy costosos.

Antioquia, el pueblo de hermosas fachadas

Es un pueblo que marca diferencia por la peculiar forma en la que sus habitantes han pintado las fachadas de sus casas. Dibujos de aves, flores, caballos y otros animales y plantas adornan las casas. El pueblo está lleno de alegría, energía y felicidad en sus calles e invita al viajero a permanecer allí. La historia de por qué están pintadas te fascinará.

Muy cerca existe un albergue llamado ‘Pariacaca Camp’ donde uno puede hospedarse en unos domos y disfrutar de la gastronomía local. Pero lo interesante también es la ruta a Antioquia, pues durante el trayecto se pueden observar varias ruinas con mucha historia.

Lo recomendable para visitar Antioquia es un fullday, ya que de esta manera podrás conocer con más detalle más del lugar.

Islas Palomino, a nadar con lobos marinos

Cerca al puerto del Callao se encuentran las Islas Palomino, hogar de decenas de lobos marinos, pingüinos de Humboldt y aves. Un escenario natural de fauna marina muy similar al de las Islas Ballestas en Paracas, pero más reducido. Empero, la experiencia que se ofrece en este lugar muy diferente, pues uno puede lanzarse al agua y nadar con los lobos. Sin embargo, solo está permitido nadar cerca y no tocar a los animales.

Para llegar a las Islas Palomino se necesita contratar los servicios de alguna agencia de turismo. Muchas de ellas ofrecen los servicios a costos razonables e incluyen guía, implementos de seguridad y sobre todo cuentan con los permisos correspondientes.

En la Plaza Grau del Callao se pueden encontrar muchos de estos servicios. Si visitas lima esta es una experiencia que no puedes perderte.

San Jerónimo de Surco, tierra de cataratas

Es un pequeño pueblo ubicado en la provincia de Huarochirí a unas dos horas de Lima. Sus calles y paisajes naturales atraen a los viajeros que buscan alejarse del bullicio de la ciudad y realizar caminatas para entrar en contacto con la naturaleza. Sin embargo, uno de sus principales atractivos son sus tres caídas de agua Huanano, Palakala y Mortero, cada una tiene más bella que la otra. Eso sí, cada una exige más esfuerzo que la otra. Y para los amantes de la historia en el lugar también existen restos arqueológicos preincas y prehispánicos.

San Jerónimo de Surco es un lugar para relajarse y disfrutar de la naturaleza. La mejor época para visitar después de lluvias, ya que se pueden apreciar mejor la caída de agua y verla en todo su esplendor.

Lo mejor de todo es que este lugar se puede visitar en un solo día y aunque es un fácil llegar desde el centro, es posible contratar alguna agencia de viajes en Lima.



Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *